Últimas
Buscando...

Lilli Jolie, aventura de unas muñecas en el trayecto teatral dominicano

Parte del elenco del Lilli Jolie
Licelotte Nin,  consagró  en Francia sus tesoros creativos  y ahora nos deja perplejos. El montaje es una joya en diseño de arte, simbolismo y guion.

Por: José Rafael Sosa
Con el montaje de Un pedazo de muñeca Lilli Jolie, escrita y dirigida por  Licelotte Nin  Mojica en Sala Ravelo del Teatro Nacional,  la escena nacional  se felicita a si misma por el reconocimiento de un talento creativo  femenino sustentado en una formación internacional y un reconocimiento  académico parisino, condiciones que deben obligar una mirada a fondo de lo que representó este montaje el pasado fin de semana.

Nadie que pueda hacerlo, debe dejar de ser testigo de este fenómeno teatral que respira aliento, fantasía y fuerza novísimas, para un escenario criollo.

Nos sorprende, desde la entrada a la sala, antes de iniciar las acciones,  la atmósfera  micótica y opresiva del sub-mundo laboral planteado, el de una fábrica de muñecas,  portador  de un lenguaje simbólico  y universal, al cual se la ha impreso un diseño de arte que se acerca, por sus vuelos de imagen, a lo apetecible para la pantalla grande, quehacer que en cine  fantástico,  que nadie se ha atrevido a acometer.

Lili Jolie es un teatro  que desafía las  facilidades  escénicas, marcadas por la previsible visión de explotar lo conocido y traquilleramente efectivo,  para mostrar un universo nuevo, con una impronta que no veíamos desde los principales trabajos de Waddy Jáquez, y de entre ellos, Perfectus Quórum.

Licelotte Nin  Mojica se  erige ahora como una figura alta y definida en la dramaturgia dominicana, junto a su juventud, al lado de la experiencia que logró en las aulas dela Escuela Nacional de Arte Escénico y lo que le representó haber sido dirigida por Haffe Serulle en  montajes, que le enseñaron a romper con moldes estrictos de la tradición teatral acartonada y limitante. Si alguien debe estar contento al extremo...es Haffe: !su semilla ha fructificado y de qué forma! Hay garantía de un relevo artístico generacional que agrega su propia marca al teatro por llegar.

En Lilly Jolie se disfrutan notables aportes teatrales que se inician por un texto escrito con alienante circularidad a conciencia y una caracterización de personajes, cinco femeninos y uno masculino, ofreciendo un universo interpretativo caracterizado por el trabajo histriónico logrado a fondo, con notable criterio.

La mano de la directora/autora  se  desliza  con enorme sentido y responsabilidad para lograr la entrega  actoral de sus seis personajes (las tres  obreras, el capataz y la “otra” obrera y la ejecutiva estilizada,  respaldada por los recursos  de vestuario, diseño de luces, universo sonoro (desarrollado con acierto excepto al final, en que hay tramos  ensordecedores.

Actuaciones y lo técnico
Indiana Brito,  (inolvidable en La Casa de Bernarda Alba y Hasta el Abismo);  Johanna González; Clara Benoit Casanova; Cindy Galán, y Karina Valdez y Juan Manuel Gautier,  logran  una impresionante interpretación de sus papeles.

La escenografía es rebelde a los moldes usados (con excepción de lo que logró Guillermo Cordero en El Último Instante para Carlota Carretero).

Noble efectividad logra el diseño de luces para enmarcar las acciones  de personajes circulares como los presentados. Suman fuerza al montaje, los vestuarios y la utilería sorprendente.

La buena fortuna precede este montaje dado que el Centro Nacional de Teatro Francés, una de las principales instituciones francesas para la difusión del teatro contemporáneo, le otorgó a Licelotte Nin,  en mayo de 2015 el Premio Encouragements por su obra «Un morceau de poupée» de Lilli Jolie (Un pedazo de muñeca de Lilli Jolie), a través de su Comisión Nacional de Apoyo a la Creación de Textos Dramáticos con el propósito de dar a conocer a las casas editoras de la nación los nuevos talentos en la escritura teatral. Este certamen, de carácter abierto para toda Francia, cuenta con las categorías Texto Dramático, Traducción, Dramaturgias Plurales y Estímulo. La dramaturga dominicana ganó  en  esta última.

Ficha técnica
Puesta en escena y dramaturgia: Licelotte Nin - Cia. SangFauve.
Actuaciones: Cindy Galán, Johanna González, Indiana Brito, Karina Valdez, Juan Manuel Gautier y Clara Benoit-Casanova.
Escenografía, diseño de luces y creación sonora: Juan Manuel Gautier.
Diseño de vestuario: Margarita Mojica y Licelotte Nin.
Fotografía y diseño gráfico: Lizette Nin - Cia. Sin Plomo.
Video promocional: Iván Aybar.
Producción: Otro Teatro.

Sinopsis
Tres obreras que trabajan en una fábrica de muñecas, en el departamento de recolección y conteo de cabellos, quienes ante la sospecha de que “la nueva” en la fábrica ha tenido un accidente, se mantienen inmutables. Y es que les tienen prohibido moverse de su zona de trabajo antes de la hora de descanso. Cuando deciden ver qué sucede, ya es demasiado tarde.

Pies de foto

Un pedazo de muñeca para Lilli Jolie es un montaje teatral de excepción por la calidad de su texto y el atrevimiento del talento de la joven directora Licelotte Nin Paniagua.
Share on Google Plus

Editor Ramón Chávez

Relaciones Públicas. Comunicación. Marketing. Turismo. Administración, Director Ejecutivo ACROARTE . Miembro de: ADOMPRETUR y SODOMEDI.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario